Un final puede ser un nuevo principio. En la vida nos toca vivir muchos finales. Finalizamos etapas, como la infancia, la adolescencia… Finalizamos proyectos vitales, relaciones laborales, relaciones de pareja……
Ens acostem al temps de Pasqua … a la celebració de l’entrada a Jerusalem, i la foscor de dijous i divendres sant … on la pudor de mort es farà molt present … … però Déu, que fa totes les coses noves, ens embolcalla del seu perfum … per poder viure la creu i arribar al diumenge de resurrecció on cantarem amb el salmista: “Quan el Senyor renovà la vida de Sió, ho crèiem un somni.”
En medio de un mundo de injusticias y caos, sembremos nuestros manzanos, semillas de amor, paz y justicia, porque siguiendo los pasos de Jesús no encontraremos paz con este mundo, pero sí que haremos visible su gloria, sembrando vida y esperanza en medio del caos de los egoísmos de nuestra Era.